España muy a la cabeza en venta de música grabada

Las ventas de música subieron en España en 2017 alcanzando los 232€ millones, crecimiento iniciado hace tres años. A la recurrente pregunta de si la música grabada está en declive, los últimos datos del Global Music Report (Informe Mundial de la Música) que la IFPI ha presentado recientemente en Londres responde con contundencia: los españoles hemos gastado 231,7 millones de euros durante 2017 en música grabada, lo que supone un incremento del 8,9% frente a los 212,8 millones registrados el año anterior, llegando así a un Top que asciende por encima de la media mundial. Tras una década de constantes caídas del formato grabado (con su máximo pico de oscuridad establecido entre los años 2002 y 2013), la recuperación del mercado fonográfico en nuestro país es una realidad más que contrastada. Otro detalle a tener en cuenta derivado del mencionado informe es la predominancia del mercado digital sobre el físico, que empieza a alcanzar niveles a tener muy en cuenta.

SE IMPONE EL STREAMING

La música distribuida en soporte digital (hablamos de streaming y descargas principalmente) generó en España 152,4 millones, una cifra que casi duplica los 79,2 millones provenientes de CDs y vinilo). De esta forma podemos asegurar que el mercado digital ya equivale en España al 65,8% del sector. Los ingresos derivados del streaming de pago en plataformas como Spotify, Deezer o Napster ascendieron en nuestro país durate 2017 a 84 millones de, mientras que el consumo en la modalidad gratuita y con anuncios alcanzó los 30 millones. Curiosamente solo 24,2 millones se derivan de plataformas de vídeos como YouTube o Vevo, cifra bastante baja pese al gran número de visualizaciones que se dan en estas plataformas audiovisuales. Esta brecha de valor motivada el escaso retorno económico proveniente de los grandes contenedores de vídeos sigue generando suspicacias a cerca del modelo de recaudación y distribución de ganancias de estos espacios digitales.

El mercado de la música a nivel mundial creció un 8,1%, frente al 9% anunciado en España. alcanzándose los 17.300 millones de dólares siendo el streming (al igual que sucede en neustro país) la mayor fuente de aumento del sector (un crecimiento del 41, 1%). Este ascenso que se ha venido dando durante los tres últimos años se debe al número de usuarios que mantienen una suscripción de pago, logrando ya superar los 176 millones de abonados en todo el mundo.

EN EL TOP, LOS DE SIEMPRE

Y como era de esperar, tal y como se evidencia en las infografías del informe que ha elaborado Promusicae (Asociación de Productores de Música de España) sobre el Mercado de la Música en 2017, el Top 10 de los álbumes más vendidos los coronan artistas como Pablo Alborán (dos discos de platino, nada menos), Sabina o coaches de talent shows de éxito como Melendi o Vanesa Martín (curiosamente, el revienta cifras David Bisbal ha tenido que conformarse con el último puesto). En el Top 10 de canciones encontramos el imbatible ‘Despacito’ de Luis Fonsi y Daddy Yankee o ‘Felices los 4’ de Maluma (este último, un índice más que esclarecedor sobre cómo un estilo repudiado por los que lo acusan de sexista es el que más engancha a las nuevas generaciones sin que importe el género del oyente).

MiDIA Research ha publicado sin embargo un reporte sobre 2017 que apunta el crecimiento de los ingresos entre artistas independientes sin sello discográfico que han seguido la tónica del DIY y la autoedición. Estos han experimentado un crecimiento de un 27.2% durante el 2017, cifra basada en los ingresos generados a través de la distribución en plataformas como CD Baby o Bandcamp. Y aunque esta realidad de la “industria” nunca ha sido incluida en los reportes oficiales sobre venta de música grabada (las cifras derivadas de este tipo de artistas sin discográfica), el hecho de que ya representen el 2.7% del negocio en su totalidad asegura que cabe la posibilidad de que vaya consolidándose un mercado global para este tipo de artistas que hoy por hoy se mueven fuera del marco establecido por la industria discográfica.