CAROLINA DURANTE

Con apenas una canción “maquetera” colgada en su Bandcamp, los madrileños ya comenzaron a llamar la atención dentro de esa escena post millennial que hoy encabezan bandas como Camellos, La Plata, El Último Vecino o Los Nastys. Anárquicos adolescentes tocados por la impronta de la cacareada Movida Madrileña, Carolina Durante no han tardado en fichar por un sello como Sonido Muchacho (Mujeres, Juventud Juché), a pesar de su impericia instrumental y de la ingenua juventud con la que hicieron aparición triunfal en su destartalado primer concierto oficial en la Sala Juglar. “Jóvenes de 20 años que sonaban como si nunca hubieran ensayado juntos, como si no tuvieran instrumentos, como si no hubieran encendido un amplificador”, reza en la nota de prensa con la que se presentó recientemente el himno generacional ‘La noche de los muertos vivientes’, adelanto de su esperado Ep de debut. “Ahí estaba la fuerza, la rabia, la actitud y unas letras que hablaban de verdad y a la cara, sin aparentar y sin tonteríasPresentado como la fusión improbable entre Los Nikis y Los Punsetes más primitivos, el cuarteto ha puesto patas arriba a las revistas de tendencias con su estética desprendida y un puñado de canciones tan ligeras y adictivas como un chupetón en el cuello propinado a traición. No lo duden, subirán como la espuma, porque sus códigos son los mismos que los de toda esa nueva generación criada con chutes de Netflix, Snapchat e Instagram y que algún día gobernará nuestro país. Canciones frescas y sudorosas que son auténticos gifts animados de todo un estilo de vida. “Lo más interesante que le ha pasado a la ciudad de Madrid en muchos años”.