KOU KERI KOU

Cuentan que lo suyo es “exotismo de proximidad”, una definición bastante acertada a la hora de delimitar la propuesta de este quinteto catalán empeñado en hacer del pop tribal y el tropicalismo su carta de presentación. A medio camino entre la world music bien entendida y el pop de tintes ancestrales, Kou Keri Kou beben de África y Latinoamérica con pasión desbordada. Formados a partir de los rescoldos de varias bandas con experiencia en el underground barcelonés, su debut homónimo vio la luz a finales de 2017 a través de El Genio Equivocado, una mezcla de sonidos de raíces que se extendía “desde el soukous originario de la cuenca del Congo hasta el doo wop de tez cubana, todo ello reescrito desde una óptica indie y desenfadada”. En esta fastuosa mezcla que es su música lo mismo caben cajas de ritmos que bongos o sugerentes arreglos de viento, una curiosa reinvención folclórica que alcanza un grado superlativo en las composiciones instrumentales, verdaderas invitaciones a viajar con la mente y (por qué no) con el cuerpo. Minimalistas y repletos de color, en Kou Keri Kou intuimos ecos lejanos, puede que algo de la rumba congoleña o el jùjú nigeriano, pero también sonidos más cercanos, como el pop nuevaolero y abierto de Gary Numan o los mismísimos Radio Futura. En cualquier caso, el resultado no deja de ser una música cercana y bailable que intenta escapar de la morriña indie.