LOS JAGUARES DE LA BAHÍA

Tras un periodo de absentismo y con la manada en constante mutación (el grupo lo forman actualmente el icónico Paco Loco, Pablo Errea de Australian Blonde, Chuchi Cabral y Patri Espejo), a Los Jaguares de La Bahía no les ha quedado otra opción que recurrir a una caja de ritmos apodada La Machina cuando el ex LêdaTres Esteban Perles decidió abandonar el proyecto para marcharse a Madrid. De aquella solución emergente e inmediata nació el flamante ‘Canciones para el discman’, 28 cortes autoeditados solo en CD a modo de clara reivindicación de un formato ya obsoleto, como la propia naturaleza salvaje del felino de marras. “Empecé a enloquecer con las baterías de los ochenta hasta el punto en el que me compré varias Simmons y empezamos a tocar todo lo que odiábamos de aquellos años”, comenta Paco Loco. “Usamos chorus y guitarras sintetizadas. Empezamos a juntar a MC Hammer con The Velvet Undergound, a Devo con Boney M, a Prince con Pink Floyd, a Half Japanese con Malcom McLaren”. El resultado, totalmente indefinible, es un alarde de independencia que traspasa el plano de las ideas, como si sus responsables hubieran decidido hibernar en un tanque de contención arremolinados junto a viejos cedés de The Rezillos, Ween, Gary Numan, Meat Puppets, Daniel Johnston, Butthole Surfers, Donovan, Pigeonhed, Guided By Voices, Flaming Lips, Thomas Dolby, King Missile, Bongwater, Run D.M.C. o unos Bee Gees transgénicos del espacio exterior. Una colección de anti himnos retrofuturistas donde intros, outros, glitches, baladas lisérgicas y chorros de synth-pop configuran un puzle vertiginoso digno de figurar en un crossover entre Stranger Things y Attack The Block. Depredadores de un género por inventar, parece Paco y los suyos han creado un monstruo.

 

TAGS: POP, ROCK, DANCE, HIP-HOP, PSICODELIA, KRAUT, PUNK