NADIE CANTA

Carlos Alcántara es el síntoma sonoro de toda esa generación perdida en la abstracción de lo digital, un músico a medio camino entre lo naif y lo iluminado que ha sido capaz de aunar la fina causticidad de Carlos Berlanga con el angst generacional más contemporáneo. El ex miembro de Holögrama (también autor del más que lúcido Poemario Google, editado por Alphalpha en 2016) tira de sintes, cajas de ritmo y pedales de distorsión para tejer una madeja pop en la que coinciden Moon Duo con The Magnetic Fields. Las suyas son composiciones de envoltorio luminoso y venenoso corazón, pequeñas píldoras contra la neurosis millennial que poco a poco han ido colándose en el imaginario del pop nacional como un cóctel molotov de efecto retardado. Desde el realismo post adolescente que destilan sus letras hasta la hipnosis que rezuman las canciones de Peligro Wi-Fi, su Ep de 2017, el microcosmos de Nadie Canta es rico en matices y dobles lecturas. Como unos Astrud metiendo los dedos en un enchufe, Nadie Canta es un pequeño tesoro del pop cantado en castellano, una propuesta que tras su pretendida sencillez esconde una compleja maniobra de reactivación de las sensibilidades y los vicios propios del joven urbanita. #synth-pop

Sábado 24, 17.30 h. Discoteca Itaca