PÁJARO

Rockero y sevillano, una combinación sugerente y difícil de gestionar según qué horas. El currículo de Andrés Herrera nos retrotrae a la Sevilla Mariana de tasca y bota de tacón cubano.  Andrés Herrera Ruíz, alias Pájaro, ha rasgado guitarras en emblemáticos grupos de la capital como Brigada Ligera y Pata Negra, aunque todos lo recordarán por su periplo junto a Kiko Veneno o a su venerado Silvio, con el que formó parte de aquella institución llamada Sacramento. Rock, surf, blues, swing, ecos a la Semana Santa y al espagueti-western, guiños a los neones de Las Vegas o a los versos de San Juan de la Cruz se dan cita en el particular universo de un músico que tan solo con dos obras maestras del nivel de Santa Leone (2014) o He matado al Ángel (2016) ya sentó un precedente dentro de la escena rockera nacional. Esta primavera regresó el Pájaro dispuesto a completar lo que ya se considera una trilogía capital del rock hispalense, y lo hizo con un nuevo disco de fulgurante contenido comprometido que llevaba el explícito título de Gran Poder. Inflado de misticismo, de guitarras afiladas y de viento en las alas, pero cada vez más poderoso y seguro, el regreso de Pájaro a Monkey Week se antoja una cita ineludible. #rock

Viernes 23, 23.00 h. Escenario Ron Contrabando, Alameda de Hércules