TREPÀT

Presentado por Miel de Moscas

Las canciones de los granadinos son oscuros islotes donde lo sintético se mezcla con lo orgánico en una perturbadora mixtura de pop retorcido y after-punk pringado de erotismo. Como Jamie xx versionado por El Columpio Asesino. Como reunir a los dos Nachos del pop ochentero nacional (el Cano y el Canut) en un improvisado after fetichista. Aunque Trepàt ya hicieron gala de una peculiar habilidad para reciclar toda la oscuridad de los años dorados del goth-pop con La fiesta oscura, lo de su último álbum editado con Miel de Moscas ha resultado la bisagra necesaria para que el quinteto andaluz logre dar el salto de lo aspiracional hacia lo concreto. El amor está en la tierra, el disco que los posicionó en la primera división, desprendía el olor a orín y óxido de los comienzos pero que terminaba abrazando una nueva sensibilidad mucho más sexy y sinuosa. Una voz sugerente que deviene encuentros furtivos en el parque envuelta por un manto de dance apocalíptico, tenso y pegajoso, como un crótalo atrapado en vaselina. Un puñado de canciones con olor a cuero y laca. Música compuesta en la madriguera de un Eduardo Benavente retornado de entre los muertos. #pop

Jueves 22, 02.45 h. Sala X