VERA FAUNA

Presentado por Extenda/Asociación Cultural Vera Fauna

Imaginen que el cantante de Los Nikis se hubiera desecho de su colección de discos de los Ramones para dedicarse a coleccionar “bootlegs” de Love y The Seeds. O incluso piensen en los Fumaça Preta empachados  de “pirulas” con forma de nube Kinto. A algo así suena Vera Fauna. A Doraemon bailando la conga en una Fiesta Toga. A guitarras dobladas sobre sí mismas hasta el infinito. A chorus pegajoso, a palmas o hasta a un viaje a 800 en mitad de una boda gitana. La psicodelia cantada en andaluz existe y aquí tenemos la prueba. Cargados de un pop brillante insuflado de brío teenager, Vera Fauna tejen una red de texturas marinas y es ahí donde encajan su mensaje, en una suerte de poesía sonora refrescante y tan particular como la voz de su vocalista Kike Suárez. De manera casi intuitiva, estos tipos construyen con solvencia enrevesados pasajes sónicos, himnos generacionales a medio camino entre el costumbrismo de provincias y la incontinencia urbana post millennials. Sus cuatro integrantes nacieron en Cádiz, Ceuta y Sevilla, pero podrían haber emergido perfectamente de una vieja caravana aparcada en un descampado de la soleada California. Quizás por eso han decidido clavar la estaca entre un tipo de pop lo-fi garajero y una nueva vuelta de tuerca a la neo psicodelia de sus adorados Boogarins. Y no lo duden, han acertado. De Todd Rundgren a Juan Moneo el Torta, Vera Fauna acostumbran a trazar links generacionales completando una estampa 3D decorada con una inesperada gama de colores, un caleidoscopio musical que se despliega como una polla al sol cuando pasan al directo, esa explosión de melodías bañadas en Peta-Zetas que ya nos embaucó en las pasadas ediciones de Monkey Week Son Estrella Galicia. Tras un tiempo trasteando en Bandcamp, el cuarteto ha lanzó hace unos meses su primer trabajo oficial, el Ep ‘Relieve’ (Happy Place 2017), una pequeña delicia lisérgica que les augura un futuro de lo más prometedor. Ahora, con el nuevo single ‘Somago’ (en el que colabora el ínclito Bronquio), la banda vuelve a la actualidad con una madurez inusual, chorreando chorus y melodías viscosas.

TAGS: POP, PSICODELIA