LA BUENA NUEVA

Capitaneados por Esteban C. Ces, estos dandis post millennials montaron el proyecto La Buena Nueva hace más de un año tirando de los rescoldos de formaciones del pelaje de Puma Pumku, Trifulca o los llorados Esteban & Manuel. Una batidora de raíces gallegas y bases latinas cuyas producciones se retuercen sudorosas y peligrosamente tórridas como un cruce contemporáneo entre el magic touch del puertorriqueño Héctor Lavoe, los devaneos lisérgicos de Chicha Libre y nuevos estetas de la cumbia 2.0 como Dengue Dengue Dengue. Combinando imaginería verbenera, bossa canalla, reggaetón lo-fi y diversos rituales de bienvenida a la noche más larga del año, La buena nueva se antoja una verdadera mutación en la filogénesis de lo latino a través de una solvente e inesperada reinterpretación del clásico espíritu dominicano y los ritmos típicos de la Colombia tórrida y selvática. Salsa, bolero, merengue y chachachá pasados por la batidora gallega en un intento por deconstruir con elegancia las corrientes afrolatinas del siglo pasado. Como la Mauskovic Dance Band jugando al tiro al pichón. #salsa

Actualmente no existe ninguna banda en nuestro país con posibilidad de colarse igualmente en bodas, bautizos y verbenas como en el mismísimo Primavera Sound.