PALO ALTO

Palo Alto acostumbran a templar los ánimos a través de una propuesta que conecta directamente con el post-rock paisajístico y con aquella psicodelia templada de formaciones como Disco Inferno, Hood o Labradford. Todo esto les empuja inevitablemente a generar ambientes expansivos que se cortan a cuchillo, nebulosos arreglos eléctricos y una tensión sostenida digna de los Standstill de la última época. Una propuesta con la que los sevillanos han logrado incorporar lo mejor del escaparatismo sónico a los códigos del prog setentero. Como una versión dopada de The Magic MOR, el cuarteto se desenvuelve con maestría entre la precisión técnica y la improvisación, rescatando la impronta de la indietrónica y el trip-hop y pespuntando sus canciones con fino hilo fabricado en THC. Entre la duermevela y la inquietud previa a la tormenta, Palo Alto se vanaglorian de haber editado ya varios EPs y singles del calibre de ‘Strange Animals Having Breakfast’ (2017) o ‘Some Fears I Had’ (2018), o esa deliciosa inmersión en la densidad sonora que es su disco largo ‘Self Defense’ (2020). #post-rock

Imponente su single ‘If I Knew’ (2019), una miniatura pop sintética producida por Tero Heikkinen que podría haber figurado en cualquier disco de Jim James o Wayne Coyne.