BALANS

SI

Andrej Pervanje y Kristin Čona llevan más de un lustro comandado un proyecto elástico y multiforme llamado Balans, mutación congénita de ese tipo de psicodelia arty, abstracta e inquietante que podría formar parte del repertorio habitual de The Residents. Su música, una pegajosa mixtura de post-punk, no wave y avantgarde del espacio exterior, reúne un auténtico cúmulo de hitos al frikismo pop, empezando por esos looks loquísimos que gastan los eslovenos (piensen en unos The Muppets porno totalmente colgados de ácido) y continuando con el puñado de canciones que el dúo tiene alojadas en La Red, verdadera colección de rarezas donde se cruzan influencias tan sintomáticas como Yoko Ono, Clinic, ESG o Gang Gang Dance. Desde 2016 Balans cuentan con la colaboración del artista audiovisual italiano Alessandro Di Giampietro, artífice de la iconografía serie-B con la que la banda acostumbra a rebozar sus shows en directo, delirantes experiencias sonoras no aptas para audiencias sin sentido del humor. #art-punk

‘a vam je jasno’ (2019), su álbum de 2019, es un acercamiento psicótico al lado más sombrío y enfermizo del sempiterno Verano del Amor.