LASOLE

ES

Si buscásemos el TOP del secularismo ilustrado en la máxima nietzscheana del “Dios ha muerto”, no nos costaría demasiado encontrar guiños al filósofo de Röcken en ‘Radio Jodidas, la radio que te entiende’, el celebrado proyecto iniciado por Lasole durante su confinamiento hace unos meses, iniciativa a medio camino entre el colaboracionismo 3.0. y la promoción lowcost que finalmente cristalizó en un flamante álbum editado este mismo año con ayuda de Javi Lacrema, Owan, Chulapo y Yuri 810. Es evidente el poso literario que arrastra casi toda la producción lírica de esta granadina, característica diferencial motivada por un contexto poco favorable y un ansia caníbal por crecer desde dentro para fuera, a costa de desmontar mitos. Y mientras esta jovencísima Mc masculla “tengo el corazón lleno de astillas por el miedo, tengo el corazón lleno de astillas pero bueno”, toda la nueva escuela de rimadores callejeros enmudece frente a lo rotundo de su pluma, sólida y afilada. Lectora empedernida refugiada en sus auriculares, Lasole saltó de la novela al ensayo, deteniéndose en los estudios filosóficos que le ayudaron a dar respuesta a muchas de las cuestiones que hoy vomita en sus canciones, reflexiones personales nacidas del vértigo de la vida urbanita. Porque si algo define a Lasole es la ciudad y su gente, referentes idílicos de todo un poemario que avanza en un pulso constante entre las vísceras y la cabeza. #rap

Sus comienzos en 2019 con el lanzamiento del single ‘Crucifixión’, una composición que arrastraba sensaciones, vivencias y episodios adolescentes teñidos de rebeldía.